Conocí a Ona en un casting que realicé para el próximo proyecto en el que estoy trabajando. Se trata de una ficción relacionada con el mundo de la moda. Me gustaría que ella apareciera pero por ahora decidimos dar un paseo para conocernos y hacer una sesión de fotos por el barrio. Vivimos a los pies de la misma montaña, Ona ha vivido allí desde pequeña y lo conoce como la palma de su mano. Decidimos subir por la ladera buscando lugares bonitos y especiales y lo pasamos muy bien hablando de todo. Le encantan los animales y concretamente los perros, ha estudiado cine y trabaja en una gran empresa impulsando proyectos y a su vez, crea sus propios proyectos en los que ofrece por ejemplo talleres de teatro y cosas muy interesantes para la formación.