Era el aniversario de un buen amigo, salíamos a celebrarlo y quedamos a la salida de su trabajo, una fundación de arte contemporáneo muy visitada de la ciudad. Al evento se unieron más compañeros que yo no conocía y entre ellos estaba Jaume que trabajaba allí haciendo de guía por las salas. Esto sucedió hace unos ocho años. Jaume es ilustrador con motivación y creativo y desde entonces, hemos compartido proyectos profesionales y artísticos. Hemos realizado vídeos comerciales con animaciones, algún vídeo clip musical y se podría decir que la película de Figuras Rotas fue en un principio, una iniciativa para hacer un proyecto juntos. También me acompaña en mi estudio uno de sus dibujos, un oso pardo cuyo cuerpo rebanado sorprende a todo aquel visitante con el que se cruza.

En esta sesión vuelve a hacerme de guía en otro espacio, también lleno de arte pero más cercano, su propia casa. En este entorno lleno de tesoros, nos tomamos un té y hablamos en su despacho mientras abre cajas llenas de fotografías antiguas y selecciona las tipografías que marcarán las líneas a seguir. Se dispone a hacerse un tatuaje a sí mismo. Aquí en la pierna izquierda, Ahora en la derecha, para caminar con paso firme en el presente a partir de ahora.