Teníamos pendiente hacer una sesión desde principios de año pero no conseguíamos encontrar un día que nos coincidiera. Harman vive fuera de Barcelona y compagina el trabajo de modelo para diferentes agencias con estudios de mecánica. Finalmente, aprovechando unos días festivos, acordamos una mañana en una zona cercana a la estación de tren. La zona era familiar para él por otros trabajos y por alguna sala de fiestas. Durante el paseo hablamos de la pasión por el motor y los futuros negocios, el diseño de canales de Instagram o la nutrición y alimentación de un modelo. Harman aportó a las fotos su expresividad y personalidad y he aquí el resultado.