No tenía casi batería, lancé una propuesta rápida y apagué el teléfono. Me relajé y disfrute del concierto. Cuando acabó, lo volví a encender y empezaron a llegar mensajes de mucha gente. No tenía casi tiempo para concretar pero Carla me pareció adecuada, me envió fotos de otros festivales y eso me encajó. Quedé con ella en la entrada. Era la primera vez que venía a este festival, yo celebraba los veinticinco del evento y los quince que llevo asistiendo. Este año era claramente especial y esa tarde pensaba hacer una sesión diferente. Una mezcla de todo. Carla vive en la ciudad desde hace poco, estudia en la universidad y cuando era más joven ya tenía un canal de Youtube con cientos de seguidores. Lo pasamos en grande bailando, escuchando todo tipo de músicas y haciendo fotos. Ahora tenemos en mente crear contenido y promocionarlo pero esperaremos a la vuelta de las vacaciones.